Uribe en su elemento

07Ene07

 

Domingo 19 de noviembre, 2006

El presidente representa al país y sus problemas son problemas nacionales, cuando esos problemas crecen demasiado la presidencia pierde autoridad, influencia y efectividad.

Paradójicamente, la presidencia de Uribe dejó de asociarse con la guerra a las FARC, aunque él lo insista verbalmente, para convertirse en su embadurnamiento con los narco-paramilitares. Desde las oscuras relaciones de su familia con Pablo Escobar, la alcaldía inconclusa, Aerteocivil, Convivir, hasta los dineros de la Gata, la reinserción política de los uribistas expulsados por vínculos con los narco-paramilitares, el caso Noguera, y más reciente los tres o más uribistas con un pie en el uribismo y el otro en el narco-paramilitarismo, se ha hecho cada vez más difícil desligar a Uribe de las organizaciones narco-paramilitares.

La desesperación del presidente lo llevó a desafiar a los paramilitares a que denunciaran su participación directa en las acciones narco-paramilitares. Pero, esa salida no muy presidencial quedó con el ácido sabor de un Hitler que pidiera confirmación a sus soldados de que él nunca mató a un judío.

 

José María Rodríguez González

 

 

 

 

 

 



One Response to “Uribe en su elemento”


  1. 1 CONTENIDO DE ESTE BLOG: « José María Rodríguez González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: