La improvisación del presidente Uribe

31May07

La improvisación del presidente Uribe

Cuando se elige a un presidente se elige a una persona balanceada, digna y conocedora, cuya imagen tratamos de emular todos los colombianos. Uno no va a elegir una persona que regaña a Raimundo y todo el mundo, que gobierna de pataleta en pataleta, que hoy dice una cosa y mañana la contradice, que en vez de hacer a los enemigos amigos, nos gana más enemigos de los que ya tenemos. Hasta amigos como los E.U. están dejando de ser nuestros amigos, sin contar el aislamiento que se siente de los vecinos como Venezuela y Ecuador y no vecinos como Brasil, Argentina, Nicaragua, etc.

La improvisación de Uribe se nota también en su gabinete de ministros. Sus colaboradores se distinguen por inconsistencias, incapacidad en el rendimiento de su trabajo y por unas salidas tan erradas e inoportunas que Uribe siempre los regaña. El último ministro fue un escapado desesperado del secuestro que Uribe le puso de terapia la política exterior de Colombia. Imaginémonos la ventaja que Uribe le ha regalado a Nicaragua y Ecuador que tienen a sus mejores juristas internacionales trabajando en sus asuntos externos bajo la dirección de expertos veteranos. Las islas de San Andrés y Providencia podrían volverse la carnada para el ensanchamiento de Nicaragua y el glifosato parte de nuestra historia que nos enseñó Ecuador.

El nombramiento del General Oscar Naranjo, nada menos que de jefe de la Policía Nacional, de toda Colombia, es otra campante improvisación de Uribe. Existiendo docenas de generales con una hoja de vida superior y sin ningún familiar envuelto en el crimen, el presidente Uribe escoge precisamente al general cuyo hermano fue sentenciado por narcotráfico en Alemania. ¿Así de poquitos generales conoce Uribe? O ¿ es que así es el círculo de amigos de Uribe?

Elegimos a Uribe y, como era de esperarse, él ha nombrado a todos los de su mismo corte a gobernar a Colombia. Siempre hay alguna conexión con el crimen o criminales en la gente que rodea a Uribe. José Obdulio Gaviria, el primo de Pablo Escobar es el perenne consejero de Uribe. Cuando su ministra María Consuelo Araujo renunció a su cargo para no perjudicar a Colombia, porque se lo explicaron en el extranjero, Uribe le rechazó la renuncia hasta que la misma ministra lo convenció.

En Colombia la gente no tiene noción de la moral de un gobierno y no se notan estas cosas. Es cierto que nadie es responsable de lo que haga su familiar más cercano, pero Colombia tiene fama de ser un país de criminales, confirmado por el mismo presidente Uribe en todos sus viajes internacionales, ¿No sería como buena idea que quienes gobiernen a Colombia o la representen no tuvieran ninguna asociación ni siquiera indirecta con el crimen?

La improvisación de Uribe es el producto de sus relaciones de familia y sociales, donde no cuenta la excelencia, la honestidad a toda prueba y los más humanos ideales.

No extraña que Uribe esté rodeado de gente así, esa es su gente. Uribe hizo campaña por Pablo Escobar y logró que no lo extraditaran, su hermano Santiago es acusado de dirigir un grupo paramilitar y que su hacienda fue usada para planear fechorías, dos primos de Uribe también son acusados de dirigir otro grupo paramilitar llamado “Los Erres”. Imagínense si en países de respeto internacional, donde la buena reputación de sus habitantes es una prioridad, se atrevieran a nombrar gobernantes con pasados vulnerables y con semejantes colotas. Nosotros no solo los nombramos sino hasta los re-elegimos.

Se reconocen los esfuerzos que Uribe hace por ser presidente, pero después de un periodo completo de su gobierno ya comienza a preocupar cómo Colombia se quede atrás de las naciones de la región, que están haciendo logros muy serios en el diseño independiente de su desarrollo.

En un campo tan importante como lo es la economía colombiana, el presidente Uribe ha sido el más peligroso improvisador. Uribe justifica no tener ninguna política económica que defienda los recursos colombianos, cimente la tecnología industrial y multiplique sus negocios internacionales con la tesis de que nadie mejor que los Estados Unidos puede encargarse de la política económica colombiana a través del TLC. Adoleciendo de un plan económico, Uribe se las juega todas con el TLC. El presidente Uribe pretende que su herencia será el TLC como si él lo hubiera creado o hubiera sido creado con algo de conocer a Colombia.

El TLC está diseñado por los Estados Unidos para ampliar su mercado y garantizar sus recursos en toda Latinoamérica. El TLC fue creado para servir estrategias económicas globales de los Estados Unidos y se vuelve difícil imaginarse de dónde puede sacar el presidente Uribe que el TLC fue hecho pensando en Colombia.

Sin que el presidente Uribe tuviera una política económica colombiana, que se hubiera podido usar como herramienta de negociación y enderezamiento del TLC a los intereses colombianos, la negociación del TLC fue una oportunidad perdida para Colombia. Los bien fogueados negociadores estadounidenses, muy conocedores de la debilidad del presidente Uribe, manejaron cada uno de los artículos del acuerdo con un infalible “Tómelo o Déjelo”. Este es uno de los más serios perjuicios que la falta de preparación de Uribe le ha hecho a Colombia. La economía no da para improvisaciones que le cuesten años de atraso a una nación.

El TLC es el nombre de la improvisación de Uribe en la economía colombiana y prueba de su falta de planeación y proyección que lo han caracterizado. Gracias a los demócratas de los E.U. y a la oposición colombiana el impacto en la clase obrera podrá más o menos controlarse. Ese ha sido un correctivo excepcional, pero las otras consecuencias en el orden económico y social seguirán sin resolverse. Lo que se comienza a pensar ahora es cómo resolver las consecuencias del TLC.

Cómo Uribe acepta la improvisación se nota también en su juego de las cifras estadísticas de Colombia, que las ha usado injustamente para afianzar su poder político y no para el beneficio del país. Con esos números no se puede jugar. Cambiar al director de DANE por otro que le hiciera el mandado ha perjudicado a Colombia. Para hacer análisis de Colombia hay que recurrir a organizaciones independientes del gobierno, organizaciones extranjeras y el mismo gobierno de los E.U., porque poseen cifras más exactas de lo que pasa en Colombia. El DANE no es una organización confiable y tampoco tiene todos los datos que se necesitan para conocer la situación del país.

Un ejemplo revelador son los datos sobre el narcotráfico que todos provienen de los E.U. y ONGs extranjeras, ninguno del DANE. El DANE lo tiene Uribe para decorar nuestras estadísticas. Si Uribe fuera un planeador y proyectista, el DANE sería una entidad muy seria y una de las herramientas más importantes para el análisis del país. Los E.U. y las ONGs tendrían que recurrir al DANE para obtener la información que necesitaran de Colombia. ¿Para qué tener el máximo de datos y correctos, si la planeación no se necesita y la improvisación es el estilo de gobierno?

En el orden público, la improvisación de Uribe no ha sido una excepción. Su guerra total a las FARC terminó en un mini-canje de algunos secuestrados por presos de las FARC para garantizar la impunidad de su aparato político envuelto en la parapolítica. En otras palabras, esos discursos de no negociar con terroristas, no soltar ningún preso porque eso desmoraliza al ejército e invalida el sentido de la justicia terminaron en la caneca de la basura solo para poderle dar impunidad a sus colegas de la parapolítica. Si Uribe hubiera tenido un plan militar para terminar a las FARC no hubiera dicho una cosa y terminado haciendo lo opuesto. Tan pronto la parapolítica se le volvió un problema muy grave para su aparato político, Uribe volvió a improvisar para salvarla. Nada obedece a un plan sino a unas conveniencias de elección y re-elección presidencial y la protección de su aparato político. Que FARC ni que cuentos. Su actitud ha sido la de “digamos cualquier cosa y las cargas las arreglamos por el camino”. Pura improvisación y muy dañina.

Al final las FARC resultaron más firmes, han impuesto sus pautas sin tanto ruido y poco a poco están logrando lo que quieren y como lo quieren. Es evidente que las FARC no improvisan y saben lo que hacen. Es repugnante ver que el presidente Uribe haya puesto los intereses de su aparato político por encima de los intereses de los colombianos y que improvise un canje, sin que haya previsto por lo menos sentar alguna conclusión al conflicto, no dejarle secuestrados a las FARC para que sigan manejando la batuta o se haya iniciado una finalización del conflicto. La improvisación del presidente Uribe no tiene límites para lograr la impunidad de sus amigos del aparato político uribista.

La improvisación de Uribe ha permitido anomalías serias en el tratamiento del conflicto armado y que la nueva generación del crimen organizado colombiano, las Águilas Negras en el norte y Organización Nueva Generación en el sur, se desarrollen sin obstáculos.

Cuando un cómico, un músico o un actor improvisan es interesante, pero cuando el líder de una nación improvisa con 42 millones de seres humanos, cuya subsistencia y hasta sus vidas dependen de las decisiones del gobierno, improvisar es más que fulminante irresponsabilidad, en el fondo, también es criminal.

José María Rodríguez González



5 Responses to “La improvisación del presidente Uribe”

  1. 1 Berracol

    Los que escriben en esta página se les nota que son de la oposición visceral o de las FARC que son lo mismo. Me parece absurdo tratar de ocultar que las relaciones con nuestros vecinos no dependen tanto de nosotros como de dos presidentes bocones y esos sí, buscabullas. En cuanto al artículo… sin comentarios.

  2. Muy buen articulo que muestra las deficiencias eticas, morales y la falta de inteligencia patriotica del Sr Uribe.
    Lo del canciller es demasiado obvio, el sr es muy muy obtuso y no tiene ni idea de lo que está haciendo. Ojo que perdemos el petroleo que hay en esas aguas y Nicaragua despues se lo da a Chavez/

    En cuanto al comentario de Camilo Andres, cabe dentro del rango de inteligencia del Canciller de Colombia.

  3. 3 Carlos

    Sr. Rodriguez una pregunta Ud en donde vive ? Por que no creo que viva ni en Colombia ni en ningun pais cerca a Colombia por que para que alguien diga lo que Ud acaba de publicar, tiene que vivir en una cueva…Ud a visitado a Venezuela o a Nicaragua ultimamente ? Ud puede honestamente decir que Colombia se esta quedando atraz comparada a sus vecinos ? Por casualidad no vio un articulo que salio en el New York Times donde Bogota es mencionada como Cuidad para Visitar en el 2008 ? No sera que el crecimiento de la inversion extranjera en Colombia en los ultimos 5 años es casualmente por los adelantos no inprovisados que Colombia ha hecho y por el atrazo como Ud lo menciona….Por Dios habra un poco los ojos y no sea tan ciego.

  4. 4 Camilo Andrés

    Juajuajua, qué tontada de artículo.


  1. 1 CONTENIDO DE ESTE BLOG: « José María Rodríguez González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: