El Poder en Colombia y su Fantasma de las FARC

14Ene08

 

 

 

 

El Poder en Colombia y

su Fantasma de las FARC

 

 

Por casi medio siglo los poderosos de Colombia no han cambiado un milímetro su objetivo de exterminar a las FARC, sin jamás abrir los ojos a la realidad que esa es precisamente la condición primaria de la unidad y estrategia política de las FARC.

Así hayan sido y el gobierno logre demostrar que las FARC son exclusivamente criminales, eso en nada afectaría ni la existencia de las FARC ni su papel político tanto nacional como internacional, principalmemte para los Estados Unidos.

En la guerra, la habilidad de cambiar y la certeza de esos cambios son necesarias para el triunfo. De lo contrario, se paga con el rezago en el combate.

Los poderosos encarnados hoy en el presidente Uribe no han pasado de pavonear su tozudez y alentar esperanzas cada vez más gigantescas de que esta vez si doblegaron a las FARC y las tienen al borde de la extinción. Sin embargo, bajo su mirada atónita, las FARC han cambiado sus tácticas numerosas veces, incluyendo repliegues tácticos para proteger a sus militantes y cambiar el escenario de la guerra, arrastrando al ejército hasta la selva, donde pueden mantener una perenne resistencia.

Durante el gobierno de Uribe las FARC disminuyeron sus ofensivas para concentrarse en su estrategia defensiva y sacudirse del mote de “terroristas”, al tiempo que diplomáticamente hacían evidente este cambio en la arena internacional.

Uribe enceguecido con el ataque de todos los ataques, el militar, y con la guerra psicológica de que las FARC eran exclusivamente criminales y no políticas creyó haber triunfado completamente contra las FARC. Hasta que cinco años después de diarios ataques, día y noche, contra las FARC y después del mayor desprestigio que las FARC hayan recibido en su historia, Uribe tenga que volver a cero y verse envuelto en debatir la existencia de un conflicto armado que él le hizo creer a todo el mundo que no existía y la probabilidad de que las acciones de las FARC por criminales y horrendas que sean han sido tan políticas que sin ellas quedaría hueca la misma política de Uribe y la estrategia militar de Estados Unidos en la región.

La sola existencia del secretariado en la clandestinidad, la sola existencia de los cultivos de coca, la sola resistencia al ejército serían suficientes para demostrar que las FARC mantienen territorio colombiano bajo su poder. Y para rematar, la sola demostración de que han exigido una reforma agraria, una asamblea constituyente y una inversión social son suficientes para demostrar su lucha política. Esto no justifica ni sustituye la degeneración criminal de las FARC, pero aunque difícil, las FARC podrían recuperar su categoría de beligerante, más aún cuando la medida del terrorismo mundial es Al-Caeda en Irak y las FARC no le llegarían ni a los tobillos.

Uribe metió a Colombia en un callejón sin salida, en el que perdió todo liderazgo, dejando al enemigo negociando con la comunidad internacional. Exactamente, como las FARC lo querían.

Si Uribe se hubiera puesto a la cabeza del Intercambio Humanitario en el 2002 al mismo tiempo que desmovilizaba a las AUC hubiese matado dos pájaros de un tiro, pero su odio y sus asesores sedientos de sangre terminaron semi-enjaulando un solo pájaro.

Uribe creó las peores condiciones para cualquier reconciliación nacional. Dividió al país en FARC y no FARC, haciendo imposible cualquier paz en Colombia.

La situación esta tan salida de las manos de Uribe que el próximo 4 de febrero el mundo escuchará y comprobará los curtidos tambores de guerra contra las FARC, evidenciando el poder de las FARC y el fracaso de más de 5 años por destronarlas. Si Uribe le hubiera hecho mella a las FARC nadie pensaría en esas demostraciones, sino en una resonante felicitación a Uribe por su victoria sobre las FARC.

Gracias a esa demostración, y desde el 4 de febrero, las FARC tendrán la oportunidad que necesitaban de explicarle al mundo sus acciones, mostrar su resistencia y avanzar en el difícil camino hacia su reconocimiento como fuerza beligerante de Colombia. Ahora va a ser entre las FARC y la comunidad internacional, Uribe será el invitado de piedra.

El caso Chávez es el menos entendido en Colombia. Las relaciones comerciales de Colombia con Venezuela son vitales. Independiente de las pretensiones políticas de Chávez y de su abusiva intromisión en la política interna de Colombia o su amenaza política y económica de Estados Unidos. Las jugadas ajedrezcas del presidente Chávez deben tratarse con la más refinada diplomacia, pero Uribe pone en su gabinete a personas menos capacitadas que él y su canciller camina para adelante porque ve a los demás.

Atacar a Chávez es darle en la vena del gusto a su protagonismo. Y en lograr eso no se queda atrás ni se distingue el ministro de defensa del ciudadano más chambón. Chávez sabe lo que hace y cómo sazonarlo con la crítica que recibe.

Piedad Córdoba es la mejor pieza que tiene Uribe contra Chávez. Uribe debería hacer de ella su principal interlocutor para todos los asuntos con las FARC, Chávez no tendría ningún papel en ese caso.

El problema racista y sexista de los colombianos, el creerse blancos y machos, es lo que origina todo el absurdo repudio y los inmerecidos insultos contra Piedad Córdoba, quien es una valerosa, honesta, demasiado honesta, y una persona muy inteligente, un excelente ejemplo de la mujer colombiana. Pedir cortar relaciones con Colombia, que ella considera en manos del narco-paramilitarismo, es una visión política con la que podemos estar en desacuerdo, pero que en ningún momento nos debe llevar a la estupidez de llamarla apátrida o traidora, a no ser que ignoremos totalmente que vivimos en una sociedad global donde las intimidades de cada país son el tema del mundo.

En estas condiciones, no solo tenemos un presidente incapaz que nos llevó al abismo para ver a las FARC cuando nos resbalamos, sino que sufrimos de una mayoría de colombianos que pretenden ser lo que no son, se fanatizan por las superficialidades que más los convenzan y que viven una sed de sangre peor que la de Drácula.

Uribe se armó hasta los dientes, tiene a todas las fuerzas armadas batallando día y noche contra las FARC con todos los recursos militares, aviones, barcos y helicópteros, pero aún así Uribe les dice a los colombianos, con toda la candidez del mundo, que no lo vayan a malinterpretar que aquí, en Colombia, no hay ningún conflicto armado. Uno no sabe quien es más bobo, si el que está diciendo que aquí no se dispara una bala o los que se aprietan los pantalones para pagar los impuestos de la guerra y sufren las consecuencias de la guerra y que de verdad creen que en Colombia no se dispara un tiro.

 

Entre todos parece que estan luchando contra las sombras que los unos hacen de los otros y así llevamos casi medio siglo dándole vueltas al trigo y nada de harina. Los ganadores indiscutibles han sido las FARC, no importa cuántas metidones de pata hagan y cuántas pestes se digan de ellas, parece que entre más las atacan, menos las acaban.

Uribe debería renunciar. No solo por inepto, sino por ilusionista.

Pero, en Colombia solo la minoría piensa. La mayoría se aguanta y los que votan como votan por Uribe votan por Pastrana y como votan por Samper votan por Gaviria. Y donde haya camorra ahí están.

¿Cuándo tendremos en Colombia una derecha inteligente en lugar de esta bárbara neo-fascista? …Ya que hay escasez de zurdos y ambidextros para hacer una democracia.

José María Rodríguez González

 



5 Responses to “El Poder en Colombia y su Fantasma de las FARC”

  1. 1 ana maria

    pues si, odio los extremista pero el 98% de lo que hay en ese articulo es verdad duelale al que le duela, por que uds estan criados en la ignorancia y la desfachatez en la que nos hemos combertido

  2. 2 Guille

    “La verdad” (el msimo Jose Maria Rodriguez Gonzalez) por favor ya deja de mentir tanto, y deja esa costumbre criminal de tildar de “paracos” y “gente llena de odio” a los MILLONES que marchamos el 4 de febrero contra las farc. Por que no te gusta que acusemos a las farc de ser terroristas? Ah verdad que tu dices que las farc no son terroristas! En cambio mira tu patetica marchita del 6 de marzo. Cinco pelagatos, de los cuales tres eran comunistoides, vociferando contra Uribe y exigiendo que nos rindamos a la guerrilla!

    [Moderación: Es importante anotar que cualquier editorial, artículo o comentario hecho por José María Rodríguez González lleva como firma su nombre. Implicar que los comentarios que coincidan con las ideas de él tengan que ser de él es ingenuo. Sus conocimientos provienen de hechos comprobables y fácilmente reconocibles por una persona bien informada. El equipo de moderación deja intactas inexactitudes, exageraciones, la posición y la moral del participante.]

  3. 3 La verdad

    Muy buen articulo, muchas verdades dichas. Gracias José María

    Gracias por brindar lupas a la poblacion,… hay que tener paciencia a ver si poco a poco los que la necesitan van descubriendo como se utiliza y logran por fin ver lo que… por tenerlo pegado en la nariz no les permite dimensionar.

  4. 4 Juan Valdez

    Yo soy uno de esos bobos colombianos que tu dices que abundan en Colombia, entonces dejeme preguntarte, como te gustaria que te llamaramos cuando logres reemplazar a Manuel ? El alias de Tiro Fijo no puede ser de ninguna manera. Invito a todos los lectores a buscarle el Alias nuestro ilustre Jose Maria Rodriguez Gonzalez.


  1. 1 CONTENIDO DE ESTE BLOG: « José María Rodríguez González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: