La Reelección de Uribe y el Crimen Colombiano

05May09

________________

Rudolf Hommes sobre Uribe en Citytv

Alvaro Uribe Velez repeinándose

Alvaro Uribe Velez repeinándose

La Reelección de Uribe

y el Crimen Colombiano


Cuando en las principales democracias del mundo se ataca la tercera re-elección de Uribe se hace basado precisamente en la supervivencia de la democracia misma. El problema de la democracia no sería grave en Colombia si no hubiera para-militares, FARC, narcotraficantes, corrupción, clientelismo, gamonalismo, para-política, yidispolítica, violencia y crimen crónico.

Colombia tiene una reputación pésima en el exterior por la tendencia criminal de sus ciudadanos. Los problemas que afrontan España y Ecuador, para citar solamente dos ejemplos, es el carterismo, el robo, la pornografía, la prostitución, la estafa, la dependencia ilegal del Estado y el narcotráfico por lo que los colombianos son reconocidos en la prensa y en las cárceles. No es el caso de unos pocos colombianos, pero para no ofender el patrioterismo 20 juliero colombiano digamos que por unos pocos pagan todos. Ni España ni Ecuador están afectados en absoluto por las FARC. Las estadísticas en ambos países muestran que crímenes cometidos directa o indirectamente por las FARC son mínimos o inexistentes comparados con los más populares crímenes de colombianos como el robo, el atraco, la estafa y el asesinato.

En Colombia la queja mayor de los bogotanos es la falta de seguridad, lo que prueba que el crimen es costumbre en la capital de la república, así sea acallado temporalmente por alguna que otra administración. Lo mismo se puede decir de Cali, para solo citar dos ciudades principales. En Santander, Boyacá, Cundinamarca y la costa la gente sufre el control de los innumerables grupos de las Águilas Negras. Y en Nariño, Cauca y el resto del sur de la otra cadena de nuevos terroristas para-militares bajo el nombre de Organización Nueva Generación. Si a esto le agregamos toda la criminalidad que a diario se oye de las FARC nadie puede decir que la criminalidad es algo que nacionalmente no se asocia con Colombia. Lo anterior, sin contar con el crimen organizado del narcotráfico y sus múltiples mini-carteles.

No estamos hablando de Colombia del 2002, sino de la actual Colombia del 2009.

Cualquier referencia a Colombia, internacional y nacional, está relacionada con el crimen. La razón para re-elegir un presidente no es por los avances educativos, tecnológicos, la expansión internacional de la industria colombiana, etc., sino simplemente por la cantidad de guerrilleros que mata. Este es un problema nacional, pero no la  imagen internacional de los colombianos.  Sin embargo, implica también que el crimen y la violencia es lo que viven los colombianos. Todo el mundo ve que el crimen tiene tal importancia en Colombia, que las principales y únicas políticas del gobierno solo funcionan si tienen que ver con el crimen. La re-elección de Uribe es prueba de la fijación criminal colombiana. Solo porque promete acabar con las FARC, Uribe es re-elegido.

Ha sido conocido que Uribe es el presidente colombiano con un pasado oscuro untado de narcotráfico y terrorismo narco-paramilitar, con una familia de escándalos desde su padre hasta sus hijos, pasando por sus hermanos y primo, su socio político de por vida, de chuzadas desde su oficina de inteligencia, el DAS, de cientos de crímenes de estado, falsos positivos, ejecutados por el ejército del cual Uribe es su Comandante en Jefe, del nuevo terrorismo narco-paramilitar de las Aguilas Negras, de la parapolítica, de la yidispolítica, de los chanchullos del referendo, etc. y que al fin parece  que  Colombia tiene el presidente que se merece.

Las campañas internacionales que el Dr. Uribe hace contra las FARC muestran el terror que el mismo presidente sufre por el llamado monstruo criminal de Colombia, las FARC. Esto trae una consecuencia contra la imagen de Colombia que el presidente jamás ha notado. El mundo no conoce directamente ni mucho a los colombianos de las FARC, pero si a los colombianos criminales que constantemente apresan y tienen en sus cárceles. La imagen de los colombianos como criminales queda establecida por el presidente y se vuelve obvia. Sin embargo, el presidente de Colombia habla a los cuatro vientos solo del llamado monstruo criminal de las FARC.

No es necesario dar más detalles: El crimen parece ser algo cultural de los colombianos, y que vivir sin Uribe fuera una transgresión a su cultura. La tercera elección de Uribe no dejará dudas en el mundo del asentamiento de la criminalidad colombiana.


José María Rodríguez González



No Responses Yet to “La Reelección de Uribe y el Crimen Colombiano”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: