La vieja Colombia y los Estados Unidos de hoy

27Ene11

 

 

 

La vieja Colombia y los Estados Unidos de hoy


En la prensa colombiana el Discurso del Estado de la Unión del presidente Obama al Congreso de los Estados Unidos inspiró titulares sobre la mención del TLC y sobre su visita a tres países latinos que no incluye a Colombia. El discurso fue mucho más allá y llenó un momento histórico de ese país del Norte en el nuevo mapa global de la economía y del desarrollo tecnologico.

 

En lo que se refiere a los tratados de libre comercio, Estados Unidos los incluye en su prioridad económica y competitiva, como en el caso de la emergente economía de Corea del Sur, que representa un mercado pudiente y una asociación en tecnología y ciencia. Los tratados con Panamá y Colombia, otrora una misma nación, giran en el riesgo y la incertidumbre por la corrupción y su asociación contra la violencia, lo que establece que la violencia es uno de sus más serios problemas, especialmente en Colombia.

 

Es a estos niveles que Estados Unidos busca alianzas económicas que garanticen un retorno amplio de ganancias sin mayores costos de seguridad, imagen y política. Esto explica también la visita selectiva de los países latinos. Brasil es el poder económico más importante de Suramérica y Chile ha logrado una clara expansión comercial y una confiable estabilidad económica. El Salvador es la esperanza industrial de Centroamérica.

 

La desgracia de Colombia es que su anterior gobierno, el de Álvaro Uribe Vélez, dibujó la vieja Colombia como un país que necesita ayuda, como una carga económica en terrorismo y narcotráfico y no como uno que ofrece soluciones de paz y económicas. En esto último, una inversión que no exige obligaciones al inversionista extranjero solo prueba la desesperación por mostrar inversión y el poco valor de la economía colombiana.

 

El compartir inteligencia con Colombia le permite a los Estados Unidos tener un conocimiento profundo de los problemas colombianos con la relativa intimidad a la que la prensa no tienen acceso, pero si los miembros del gobierno estadounidense que toman decisiones. La radiografía de la inversión y la seguridad de Colombia es para ellos más nítida e incluye la corrupción de los varios estamentos de la sociedad colombiana, y no cae en el publicitado paraíso de inversión que el anterior gobierno argüía ni en la falsa teoría de que la eliminación de las FARC equivale a la eliminación de la criminalidad.

 

El pasado gobierno dejó un desequilibrado ingreso en el que los bancos, los seguros y los petroleros vieron llegar sus ganancias al cielo y una población del 60% de colombianos que rayaron en la miseria y el subempleo, uno de los más altos índices de Latinoamérica. Ese gobierno permitió un dominio de las nuevas bandas criminales en toda Colombia con presencia dominante nada menos que en las principales ciudades y regiones de la economía colombiana, entre las que se destaca Medellín y Antioquia.

 

El gobierno anterior dejó a Colombia al borde de la guerra con Venezuela y potencialmente con Ecuador, mientras estrangulaba a los productores colombianos con la pérdida de esos mercados aún sin ninguna guerra. La polarización del país abandonó los intereses humanos, morales, económicos, diplomáticos y políticos de Colombia para reducirse a convertir a las FARC en el centro de la vida de los colombianos y dividirlos artificialmente entre quienes  odian a las FARC y aman al presidente y quienes enfrentan las políticas erradas del gobierno para matricularlos gratuitamente en las filas de las FARC. Irónicamente, el pasado gobierno se fue y las FARC se quedaron.

 

Hoy, juntos Colombia, Venezuela y Ecuador están frenando la expansión de las FARC y los productores colombianos han recuperado gran parte de sus mercados en esos países vecinos. La imagen de Colombia ha comenzado a cambiar. Sin embargo, la vieja imagen que dejó el gobierno anterior es muy profunda y tomará algunas décadas superarla. Mientras tanto Colombia seguirá sufriendo las consecuencias dejadas por el anterior gobierno.

José María Rodríguez González



3 Responses to “La vieja Colombia y los Estados Unidos de hoy”

  1. Wow, that’s what I was searching for, what a
    material! existing here at this website, thanks admin of this site.


  1. 1 Free internet marketing software
  2. 2 Latasha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: