La Causa del Golpe Militar Hondureño y el Control Regional

Romeo Vásquez es el campeón del golpista Roberto Micheletti

Romeo Vásquez es el campeón del golpista Roberto Micheletti

La Causa del Golpe Militar

Hondureño y el Control Regional


Estrategias globales de energía y control de mercados no son familiares en la política colombiana y hondureña por lo que la presencia de Brasil y Venezuela en Honduras no tiene gran significado en asos países más allá de los excesos especulativos que caracterizan su ideología conservadora. Tanto Venezuela como Brasil buscan frenar en Honduras el control de la fuerza que ejerce Estados Unidos sobre la región por medio de la base de Soto Cano en Palmerola y detener el dominio estadounidense del mercado en la zona.

Aunque no muy conocido, en octubre del año pasado se terminaron los 51 años del contrato entre Estados Unidos y Honduras por el manejo del aeropuerto y del complejo militar estadounidense en esa base. El presidente Zelaya no quería prolongar ese contrato, porque en su lugar quería transformar la base en un aeropuerto de vuelos comerciales que reemplazara al de Tocontín en Tegucigalpa, que es insuficiente y no cumple cabalmente con los requisitos de seguridad. Estados Unidos ofreció adaptar la base o parte de ella para su uso comercial a cambio de la continuación del contrato. Estados Unidos hizo esta oferta aprovechándose del hecho de que Honduras no tiene recursos para realizar esa obra. En ese momento intervino Venezuela que ofrecía financiar el proyecto de remodelación a través de una filial venezolana de PDVSA, operación que dejaría por fuera del territorio hondureño a los militares estadounidenses y le proporcionaría a Honduras un aeropuerto con capacidad más que suficiente para atender todo el tráfico aéreo comercial nacional e internacional del país. A principios de junio de este año Zelaya aceptó la propuesta venezolana y anunció que desde el 2 de agosto Honduras desarrollaría todas sus operaciones aéreas comerciales desde Palmerola. Por la estrecha relación que existe entre los militares estadounidenses y sus colegas hondureños, todos egresados de la tenebrosa Escuela de las Américas, quedó claro que evitarlo era la consideración prioritaria para el golpe militar del 28 de junio.

Por otra parte, Brasil es miembro del grupo de países productores y consumidores de petróleo que, con excepción de los Estados Unidos, realizan sondeos y desarrollan una logística internacional con el objetivo de usar una moneda diferente del dólar para todas las transacciones de petróleo a nivel mundial. Ellos exploran una moneda estable que garantice un benéfico precio del petróleo. Estos sondeos se vienen desarrollando desde tiempo atrás y todavía tienen un gran trecho por recorrer, pero recientemente  la prensa londinense hizo públicas estas reuniones donde se establece claramente la participación de Brasil  y que contrasta con la ausencia de Venezuela. Esto nos muestra la diferencia  en la estrategia  que desarrollan  Brasil y Venezuela en su política mundial sobre recursos energéticos  y la diferencia en la forma como cada una de estas dos naciones controla la influencia del mercado de Estados Unidos en el mundo. Mientras Venezuela se concentra en fortalecer sus relaciones con los países competidores de Estados Unidos, Brasil se concentra en políticas mundiales que debiliten el tradicional monopolio de Estados Unidos sobre la producción y consumo de petróleo y de otras fuentes de energía. La posición de Brasil en Honduras es de un sólido carácter humanitario en contraste con la posición ambigua de Estados Unidos que fluctúa entre la posición republicana dentro del Pentágono y la posición demócrata del Departamento de Estado.

Los golpistas del gobierno hondureño han quedado “ensanduchados” entre la influencia en el futuro de Honduras que encierra la participación venezolana, la presencia firme de Brasil junto a la constitucionalidad y el estado de derecho en Honduras y la debilitante posición tanto de los demócratas como de los republicanos estadounidenses.
El hecho es que, como lo ha demostrado el prestigioso constitucionalista hondureño Ángel Edmundo Orellana Mercado, nunca existió una sucesión constitucional en Honduras y la elección de Roberto Micheletti es inconstitucional (ver su trabajo “Golpe de estado en Honduras, análisis jurídico”) demostración que coincide con las conclusiones de los expertos en derecho constitucional comparado de la ONU, La Unión Europea y de la OEA. De esta manera, Venezuela y Brasil tienen todas las de ganar, igual que Estados Unidos, en esta descabellada y poco inteligente aventura golpista que solo ha ayudado a la consolidación internacional de los competidores de la estrategia mundial de los recursos energéticos y del control de los mercados regionales.

El único interés de las diez familias que controlan la pequeña economía hondureña, reside en que las políticas de Chávez no nacionalicen ninguna empresa y en que no tengan que compartir el poder que es algo que nunca han hecho en toda su historia. Eso es lo que explica su pánico. Las políticas de Chávez, como las de Obama y Lula, van más allá de lo que ambicionan estas diez familias provincianas y son intereses de alcance global los que motivan el interés de estos gobiernos por la restitución del presidente Zelaya en el poder y el restablecimiento de la normalidad constitucional y económica de Honduras. El ganador final es Estados Unidos que controla el 70% de la economía hondureña. Pero Venezuela también gana por haber establecido una alternativa económica que independiza a Centroamérica de Estados Unidos, y Brasil gana un liderazgo que le amplía sus mercados en la región en detrimento de los de Estados Unidos.

La deficiencia de Honduras es semejante a la de Colombia, que es hallarse ensimismada en pesadillas ideológicas y en una guerra sin cuartel contra la izquierda, a falta de intereses estratégicos globales. Los saboteos de la riqueza petrolera deberían ser un motivo para exigir los precios más altos por el petróleo colombiano y las extensísimas relaciones comerciales de Honduras con Estados Unidos deberían exigir la construcción de una infraestructura industrial hondureña. Pareciera que Colombia y Honduras prefieren conformarse con un mercado local de tiendita de barrio con Estados Unidos, mientras Venezuela y Brasil construyen un hipermercado de energía y financiamiento a nivel global.

José María Rodríguez González


One Response to “La Causa del Golpe Militar Hondureño y el Control Regional”

  1. 1 joselito

    pedi causas y consecuencias y no me dice nada de lo que quiero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: