Uribe usa a Honduras, Haití y se acerca a Ecuador

08Feb10

Honduras, Correa y Uribe, Haiti

Uribe usa a Honduras, Haití

y se acerca a Ecuador


La visita del presidente Uribe a Ecuador es importante desde el punto de vista diplomático. Además resulta conveniente y necesaria para un cambio de imagen del presidente colombiano a quien los ecuatorianos perciben como  el líder violento que no duda en atacar la soberanía de otras naciones. Desde el punto de vista de la política interna de Colombia esta visita lo beneficia en lo económico y alivia la fuerte tensión alrededor de su tercera elección. Los temas dominantes de esta visita son económicos y de seguridad.

La posición de Ecuador en la ayuda y reconstrucción de Haití es muy seria y tiene su origen en el seno de la ONU en los años 90. El presidente Correa, que cita la Cumbre en calidad de presidente pro tempore de UNASUR, visitó Haití después de la catástrofe, y posteriormente desde Manta coordinó la ayuda a ese afligido país caribeño. Las acciones de Ecuador por Haití que ya llevan casi dos décadas se han hecho sin mayor publicidad.

a toma de conciencia de parte de los países latinoamericanos de que son ellos los que deben liderar la solución de sus problemas es lo que ha determinado la convocatoria de Ecuador a la cumbre de UNASUR por Haití.

Cuando el terremoto en Haití conmocionaba al mundo entero, el presidente Uribe, con un gesto bienintencionado se quiso lanzar como su salvador  y propuso la creación de un fondo mundial de ayuda, pero desafortunadamente para él, la Cruz Roja ha sido y es el fondo mundial para Haití y para otras catástrofes  en muchos países. También la ONU acostumbra a crear un fondo mundial en estos casos. Al mismo tiempo, Uribe anunció una visita personal a Haití, pero cuando tuvo la oportunidad de hacerlo, prefirió visitar al presidente Lobo de Honduras e ignoró a Haití.

Eso sucedió, porque Venezuela cortó sus importaciones desde Colombia, obligando a Uribe a buscar mercados sustitutos. El interés de Uribe por Honduras responde directamente, – y más allá de lo político-, a intereses económicos; lo mismo sucede con  Haití de manera indirecta. De la visita a Honduras resultaron acuerdos económicos y de seguridad. Se espera lo mismo de Haití y del acercamiento a Ecuador.

La afanosa respuesta del presidente Uribe al llamado de UNASUR tiene la lógica de un reencauche de su actitud caritativa hacia Haití, su cambio de imagen en Ecuador y las necesidades económicas de Colombia y por estas razones ha merecido la bienvenida desde diferentes sectores.

El tema de la seguridad no es de esta Cumbre, pero en el ambiente se respira la convicción de que el presidente Uribe se ha metido en camisa de once varas al colaborar con la nueva estrategia de Estados Unidos para recuperar su poderío en América Latina. Permitir a Estados Unidos el reemplazo de la base Manta en Ecuador por siete bases militares en Colombia, no sólo ha sido desproporcionado, sino que ha señalado a Colombia destacando su incondicionalidad al servicio de Estados Unidos.

Desde ese punto de vista, lo irónico de las políticas de seguridad de Uribe es que mientras los equipos de expertos colombianos entrenan a los afganos a desarmar las minas antipersonales, en Colombia esa es una tarea costosa y en la que poco se avanza. En Méjico entrenan a las fuerzas especiales contra el narcotráfico aunque en Colombia  todos sus expertos no han podido doblegarlo con décadas de esfuerzo. La promesa de Uribe es de US$100 millones para Haití que equivalen a lo aportado por Estados Unidos y a lo que aportará  UNASUR.  La promesa del presidente Uribe depende, claro está,  de si alguien le presta ese dinero.

Y para peor, Uribe desprestigia  aún más su política de seguridad cuando la inseguridad en Colombia crece día a día a tal punto que él mismo ofrece pagar a estudiantes universitarios para convertirlos en delatores y empujarlos sin ningún escrúpulo hacia el negocio de la violencia.

Ya fuera del ámbito del UNASUR, la guerra y los desplazados en la frontera con Ecuador también son problemas  de seguridad que se prolongan en el tiempo sin que se vislumbre una solución a corto plazo.

Por encima se ve que Ecuador y Colombia se han unido en un puente de esperanza y Haití es ese tema neutral que puede conducir a la consolidación de la paz.

José María Rodríguez González



One Response to “Uribe usa a Honduras, Haití y se acerca a Ecuador”

  1. I blog frequently and I seriously appreciate your content.
    The article has really peaked my interest. I am going
    to bookmark your website and keep checking for new information about once per week.

    I opted in for your RSS feed too.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: